Mumbai, India

Tierra caliente y con un fortín al borde del mar. En el lobby del gran hotel, un pintor observa los visitantes y los plasma en su lienzo. En las lavanderías públicas de Dhobi Ghat se suceden miles de pantalones vaqueros, todos iguales pero de distintos dueños.

El museo de arte muestra la grandeza pasada de este país pujante. En un vecindario sombrado, la casa museo de Gandhi.

Y mientras tanto, en la calle, miles de ciclistas regresan la ropa lavada  a su lugar de origen. No hay posibilidad de error aunque el océano de ropa diga lo contrario.